Monday, February 20, 2006

DOC: Cowboy del Amor

Por Christian Del Moral

Nueva York/Especial para EDLP — Es bien sabido que para el amor, no existen los límites y mucho menos las fronteras. Enamorarse no es cosa sencilla, y no se diga encontrar el anhelado amor. Desde hace más de 16 años, así es como se gana la vida Iván Thompson, un vaquero de 65 años de Nuevo México. Por 3 mil dólares, este casamentero del oeste se dedica a encontrar mujeres mexicanas para hombres estadounidenses desilusionados que buscan a la esposa perfecta.

El negocio de Thompson se concentra en la frontera sur de Estados Unidos, en donde sus clientes y las candidatas a esposas se quejan de sus anteriores parejas. Del lado estadounidense, los hombres dicen que las mujeres son muy exigentes y enérgicas. En el territorio mexicano, las mujeres argumentan que los hombres no tienen respeto por ellas.

Esa es la historia central de “The Cowboy del Amor”, un documental con tintes de comedia dirigido por Michèle Ohayon que retrata las aventuras del autoproclamado “Cowboy Cupido” y su afán por buscar el amor verdadero para sus clientes, que se estrena mañana en el Cinema Village (22 E. 12th St.) en Manhattan. La idea de documentar en cine la vida de este vaquero moderno, surgió después que Ohayon escuchó una entrevista con Thompson en la Radio Nacional Pública (NPR, por sus siglas en inglés).

Iván Thompson

“El hablaba sobre que buen casamentero era, pero al mismo tiempo habló de su mal divorcio y que no podía manejar su propia vida amorosa”, dijo la directora hace unos días durante una entrevista telefónica con EL DIARIO/LA PRENSA desde su casa en Los Angeles. Sin embargo, eso no fue lo único que le llamó la atención de Thompson, según contó Ohayon. También le gustó su tono cómico, sus expresiones, la forma en que habló, y el hecho que era un vaquero.

“Como extranjera, él rompió con el estereotipo que tenía de un vaquero estadounidense, que era como un héroe macho que todos sabemos. Lo que vemos aquí (en el filme) es un vaquero que brega con cuestiones del corazón”, dijo la cineasta, quien nació en Casablanca, Marruecos y criada en Israel. Realizadora de otros documentales, tales como “Color Straight Up” e “It was a Wonderful Life”, Ohayan aseguró que su misión con este filme era presentar algo diferente. “En el pasado hice varias películas que tratan con mensajes políticos y sociales. Ahora sólo quería hacer algo divergido, entretenido y cómico pero con un mensaje sutil”, dijo.

De Vaquero a Casamentero
A pesar de vivir en un mundo dominado por las nuevas tecnologías y los sitios para buscar pareja en la Internet, el negocio de Thompson sigue funcionando. En la película se presentan tres casos de hombres estadounidenses que buscan una esposa, así como la propia vida amorosa del cúpido del oeste. En la primera escena, Thompson habla de su primera pareja, una mujer anglo: “ella habló inglés perfecto y nunca pude entenderla”. Fue por eso que decidió buscar suerte en el lado mexicano, y se casó con Chayo, una mujer que según él después de unos años “se americanizó” y tuvo que divorciarse.

La directora y el Vaquero del Amor

El proceso para llevar a la pantalla grande esta historia, requirió de varios retos. Ohayon necesitó de tres años para filmar los casos de las parejas involucradas y durante ese tiempo se trasladó a México en seis ocasiones y visitó también los estados de Texas y Nuevo México. En su primer viaje a México, la directora conoció a Iván y a Rick, uno de los solteros en busca de un amor. Con un poco de español, Thompson se las ingenia para anunciar los deseos de sus clientes en los periódicos: ‘Gringo busca esposa mexicana…’.

La cámara de Ohayon los sigue por todos lados, hasta que las candidatas comienzan a llamar. “No creía en el amor a primera vista, hasta que lo vi por mi propia cuenta y eso estaba sucediendo en frente de mi cámara”, dijo emocionada en relación a una de las parejas que aparecen en la película y quienes siguen casados y tienen un bebé.

Dentro del filme se tocan temas universales, como la migración, el amor, los matrimonios interculturales así como el hecho de envejecer en Estados Unidos. No obstante, a decir de la cineasta existe un asunto fundamental y es que con esta producción quería dar voz a la mujer mexicana ya que en la televisión son representadas de manera estereotipada.

“Me sorprendió que son las mujeres profesionales las que quieren al ‘gringo’ y las que quieren salir (del país). Pensaba que las mujeres que quieren vivir en Estados Unidos eran pobres, pero me sorprendió que ellas no eran las que contestaban los anuncios sino las mujeres con carrera. Aunque muchas de ellas tienen su profesión, todavía quieren crecer y encontrar el verdadero amor”.

Cabe señalar que “Cowboy del Amor” fue nominado por el Sindicato de Guionistas de Estados Unidos como mejor documental de 2005. “Para mí, este filme es un gran ejercicio de tolerancia porque si incluso no estamos de acuerdo con alguien no significa que tengamos que odiarlo”, dijo.

Publicado en El Diario La Prensa 02/09/2006

Labels: , , , , ,