Friday, May 7, 2010

Tribeca 10: Arias With a Twist: The Docufantasy, Visionaries, La Lluvia y la Sangre, Rush: Beyond the Lighted Stage

Ahora nos vamos con dos excelentes documentales, algo irregular de Colombia y un doc-musical del que huimos. Como saben el programa de Tribeca, carece de identidad. Los dos documentales siguientes son ejemplos a lo que una de sus secciones podría aspirar: historias de Nueva York con impacto a nivel mundial. Bobby Sheehan remota el espectáculo Arias wih a Twist, para llevar a la pantalla grande la historia de dos extraordinarios artistas neoyorquinos y su colaboración única. Por un lado está Joey Arias, un cantante de cabaret y artista drag, por el otro está Basil Twist, un titiretero que ha revolucionado su campo de trabajo. Arias With a Twist: The Docufantasy va más allá de estos personajes, en sí es un entretenido filme para todo aquel que quiera entender y apreciar la transformación que ha vivido la Gran Manzana en estas últimas tres décadas. Afortunadamente ganó el tercer premio de la audiencia, se lo merecen.  

Visionaries de Chuck Workman, es uno de esos documentales pequeños, con una producción limitada pero con un gran valor artístico. El objetivo del mismo, hablar sobre el movimiento y pioneros del cine avant-garde en Estados Unidos. Con suma creatividad, a buen ritmo y lejos de ser didáctico, Workman logra su misión para dar a paso —y casi de manera inadvertida— a un merecido homenaje a Jonas Mekas, fundador de Anthology Film Archives, toda una institución neoyorquina. Ya verán que se estrena pronto.



Los protagonistas de la cinta de Jorge Navas, como su título lo dice son La Lluvia y la Sangre. Dos extraños, un taxista que busca saber quien asesinó a su hermano y una chica que solo piensa en divertirse, se encuentran por las calles solitarias de Bogotá. Técnicamente está muy bien realizada, cuenta con una buena fotografía y sus dos protagonistas tienen presencia, pero no ofrece nada atractivo en su historia. Una noche que dura toda una eternidad y unos personajes secundarios en el abandono total, son algunas de las fallas en el guión; al final termina como el relato que hemos visto en varias ocasiones donde el secuestro y violencia son los verdaderos protagonistas. 

Lo admito. No sabía nada referente al grupo canadiense Rush, y tal vez por eso entre a ver su documental Rush: Beyond the Lighted Stage, dirigido por el dúo de Scot McFadyen y Sam Dunn. Quería tener una experiencia diferente... bueno después de un poco más de media hora en la proyección, entendí el término "sólo para fans" y lo más correcto para definirlo. ¡Huida garantizada! Si eres algo mayor y te gusta su música, en definitiva es para ti; fuera de ese círculo el filme no aporta gran cosa o despierta curiosidad.

Labels: , , ,