Sunday, May 15, 2011

Entrevista: Karim Aïnouz

Para los conocedores del cine internacional, el nombre de Karim Ainouz, dice mucho. Hace unas décadas, un joven brasileño quien estudió arquitectura, encontró su verdadera pasión en el cine. Fue en Nueva York, lugar que vivía una de sus etapas más difíciles pero creativamente estaba pasando por su mejor momento, donde adquirió la experiencia. Su primer trabajo grande, asistente en la dirección, ocurrió con Todd Haynes en el clásico indie Poison (1991). Pasó más de una década para que Karim debutará en la dirección y lo hizo con Madame Sata, un referente no solo en el cine latinoamericano, de temática gay, sino del cine brasileño. Trabajos en televisión y como guionista le han seguido, así como su segundo filme Love for Sale. Ahora considerado como uno de los directores más reconocidos de Brasil y quien sigue con varios proyectos, tuvimos la oportunidad de entrevistar a Ainouz con motivo del estreno en Nueva York de I Travel Because I Have To, I Come Back Because I Love You (en codirección con Marcelo Gomes) hace unas semanas. Sin embargo, decidimos guardarla con motivo de la presentación de Love for Sale en el ciclo de los 10 años de Cinema Tropical que organizó MoMA y de su incursión de último momento en el Festival de Cannes (Directors Fortnight) con su más reciente película O Abismo Prateado. La entrevista se desarrolló en inglés.

Christian Del Moral: Comenzaste a trabajar hace 12 años en I Travel Because I Have To, I Come Back Because I Love You, ¿me pregunto si existía un guión inicial y cómo evolucionó?

Karim Aïnouz: Esto parte de un viaje que Marcelo y yo hicimos. Ambos estábamos cansados de esperar por dinero para hacer un filme. Recibimos un fondo para hacer una investigación para un guión de una película, no sabíamos de que iba hacer. Sin embargo, estábamos tan desesperados por filmar algo, que el dinero que obtuvimos, lo utilizamos para filmar. La cantidad era suficiente para rentar una camioneta, traer a tres amigos: el director de fotografía, un productor que ayudó con la logística, un asistente que nos apoyó con la cámara y el sonido, y claro el chofer. Fueron dos meses y filmamos sin parar, con todo lo que teníamos en nuestras manos (cámaras Super 8, DVCam y High 8). Así comenzó este proyecto, no parecía un filme sino un archivo de imágenes. Era como un video-diario de ambos, sobre nuestras experiences de ir a casa, sin que fuera nuestra casa —ambos tenemos familiares que vienen de esa región Sertão—. Pasaron los años y queríamos editarlo, pero no teníamos nada de dinero, así que solicitamos otra beca para hacer una pieza de 26 minutos con lo que ya teníamos filmado. Y eso, es en gran parte de lo que se ve en I Travel... Cuando lo vimos —no habíamos utilizado ningún eje narrativo y básicamente era un collage de situaciones, que se podrían organizar en una estructura lineal—, pensabamos que funcionaría mejor como un filme que una instalación visual. Así que dijimos "hagamos algo con esto, que comunique y evoque lo que sentimos cuando fuimos a esta región" y así llegamos con I Travel... que tenemos desde hace tres años.

CD: Esta colaboración captura una trama única con una gran visión y sonido, toda una experiencia ¿Cómo la armaron?

KA: ¡Queríamos jugar! A veces para hacer un filme hay tanto dinero de por medio y cuestiones de logística, que en la gran mayoría de los casos solo se trata de hacerlo de la manera correcta y creo que con este filme, lo primero que dijimos fue: "quizás no tengamos una película, pero que no importe ya lo filmamos y no tenemos nada que perder. Experimentemos y veamos que tan lejos podemos llegar con los elementos que tenemos —además de cosas que después incorporamos— para transmitir una historia, crear una atmósfera y así crear un retrato del lugar". Esa era la premisa inicial de la película. Para resumir, se trata de una historia de amor, de alguien quien ha sido abandonado, pero estas son solo capas y elementos que forman parte de esa región. Cuando pienso en este filme, creo que está más cercano más a un video-diario sobre el paisaje y retratos, eso es.

I Travel... 

CD: Pienso que este trabajo es una clara novedad, en relación con tus producciones anteriores. Por un lado, es más experimental con algo de documental, sin embargo estamos ante un viaje emotivo por parte de un hombre que ha sido abandonado y me hizo recordar otros de tus personajes en Love for Sale y Madame Sata, que están ante similar búsqueda. ¿Qué deseabas explorar con este personaje de I Travel) 

KA: Queríamos hacer una historia con un personaje heterosexual, quien es vulnerable ya que casi nunca se ve [en el cine] la masculinidad y vulnerabilidad construídas de manera paralela. [Encontrar a este personaje] fue una nuestras grandes inquietudes e incluso nos preguntamos si debería de ser mujer. Pero yo venía de hacer una película súper femenina (Love for Sale) y pensé que no era lo correcto, ambos queríamos hacer algo nuevo. Y como bien dices, dado los personajes de mis historias anteriores, definitivamente éste era una aventura para mí.

Love for Sale 

CD: En términos de música y ahora que mencionabamos Love for Sale, una de mis cintas favoritas de la década en América Latina, que tiene una banda sonora increíble... 

KA: Precisamente, ayer estaba en un restaurante en Downtown [la parte baja de Manhattan] y se escuchaba esa famosa canción de Bread que está al comienzo de Love for Sale [una versión en portugués] y si es verdad me encantó, creo que es bello.

CD: Vemos que la música es una parte vital en tus películas, ¿cómo seleccionas las canciones? ¿Es de acuerdo a lo que esté disponible, las necesidades del personaje, lo que posiblemente quiera escuchar la audiencia o es gusto personal? 

KA: Es muy extraño, porque siempre peleo [creativamente] con la gente que trabajo [encargada de la música]... no tengo idea sobre la música, no soy experto y no tengo un buen oído, pero lo divertido del asunto es que cuando estoy filmando sé que es lo que quiero incluir. Por ejemplo, el año pasado terminé de filmar una película que básicamente parte de una canción, y haré otra que nació de un tema de David Bowie... No sé que tan interesado estoy en bandas sonoras, lo que sí me interesa son  las canciones y como éstas de alguna manera nos llevan de un sitio en el filme a un lugar para recordar. Así que al final, para contestar tu pregunta, sí selecciono la música..

O Abismo Prateado

CD: Ahora que hablas de tus próximos proyectos, O Abismo Prateado (The Silver Cliff) es una historia sobre el desamor ¿y la otra será filmada en Alemania, cierto? 

KA: La primera es sobre una separación y está inspirada en una canción de Chico Buarque Olhos nos Olhos, la otra es acerca de dos hermanos. El mayor de ellos, se enamora de otro chico, decide dejar su su familia y el país, se va Alemania. En sí, él no quiere que se enteren que es gay, y su hermano menor, después de varios años y una vez que puede dejar la casa, comienza su búsqueda en Alemania. Para él, su hermano es un héroe.

CD: Escuché que en O Abismo Prateado participa Carla Rivas (Alice's House) y Lucía Puenzo (XXY, El Niño Pez), quien colaboró en el guión. ¿Qué nos puedes decir de ellas?

KA: ¡Carla es incríble! La conocía a través de Chico Teixeira, el director de Alice's House y dije: ¡debo de trabajar con ella! Y eso sucedió cuando estaba dirigiendo Alice, una serie para HBO y para este película también pensé en ella. Carla forma parte del elenco, no tiene una gran participación, son solo dos escenas, pero es fenómenal. Es un placer increíble trabajar con ella, es una actriz de verdad. Hace mucho teatro y creo que está muy feliz haciendo lo que quiere. Respecto a Lucía, con esta película tenemos a Beatriz Bracher (Os Inquilinos), una escritora de ficción súper talentosa. Es un filme sobre una separación y un personaje femenino de 40 años, pensamos que esta escritora sería increíble pero en medio del proceso nos dimos cuenta que había algo bien específico que faltaba, y que solo un guionista puede llevar a cabo. Y Lucía llegó como consultante para replantear ciertas escenas y proporcionar ideas, que estaban en papel pero que para mí eran muy difícil de incorpararlas. Ella es maravillosa, nada complicada; lo cual fue increíble porque muchos piensan que escribir es una cosa de sufrir y aquí tenemos una mujer explotando con ideas y sugerencias. Fue una experiencia increíble de trabajo que tuvimos los tres (Puenzo y Brancher).

CD: ¿En qué proceso están las dos producciones? 

KA: La primera debería de estar lista para julio, y las filmaciones de la otra comienzan diciembre, así que empezaríamos con la preproducción en septiembre.

CD: Por último, sé que pasas tiempo en Nueva York ¿cómo ha influenciado la ciudad tu trabajo y si te ves filmando aquí?

KA: Okay, interesante pregunta… porque viví tres partes de mi vida aquí, me convertí en adulto en Nueva York y lo dejé porque realmente quería hacer películas en Brasil. Durante ese tiempo no estaba interesado en filmar en inglés. Lo primero que ha influenciado mi trabajo, es que llegué en un momento que en términos de la cinematografía, todo era posible. La ciudad era un desorden, todo era confuso y estaba la crisis del SIDA, y una de las grandes lecciones que aprendí en Nueva York, y sé que suena a cliché pero sin ese sentido de posibilidad no estaría haciendo películas, sería un arquitecto. Eso nadie me lo hubiera dado, fue increíble haber vivido aquí durante ese tiempo. Sin embargo, la ciudad ha cambiado mucho, no he estado aquí desde un año, ya que me la he pasado entre Berlín y Brasil, no es un lugar en el que podría trabajar ahora mismo, pero al mismo tiempo es una ciudad que da mucha energía.
Love for Sale se presenta hoy en MoMAos 10 años y I Travel Because I Have To, I Come Back Because I Love You se exhibe a partir del 19 de mayo en Miami en O Cinema.

Labels: , ,