Monday, May 2, 2011

TFF 2011: Limelight

Para quienes vean el documental Limelight (Billy Corben) —encontró distribuidora antes del festival y su estreno se estima a finales de agosto— y esperen un perfil digno y colorido de uno de los clubes más famosos en la historia de Estados Unidos, puede que resulte un tanto decepcionante. Limelight es un filme modesto e inconsistente que solo reivindica a su dueño y quien fuera rey de la vida nocturna de Nueva York por años: Peter Gatien. Gran parte del filme es sobre su trayectoria y la debacle que origina su deportación a Canadá. Durante años la justicia estadounidense y de la mano del ex alcalde neoyorquino Giuliani, querían encontrar la perfecta excusa para encarcelar a Gatien. A mediados de los 90, con la estabilización del VIH, la llegada de las drogas de diseño a Nueva York, así como el auge del tecno y el nacimiento del hip-hop, provocaron un resurgimiento en la vida nocturna. Y el deleite de sus habitantes, fue llevado por algunos quizás con excesos, que las autoridades no esperaban. Casos de sobredosis, violencia y notables asesinatos, fueron de la mano durante los años dorados del Limelight. Y fueron a partir de esos eventos, con informantes demasiado estúpidos y una fiscalía débil, que el gobierno comenzó el juicio contra Gatien. Más allá de las anécdotas de los entrevistados, quienes trabajaban de cerca con él y un informante de la físcalia, el filme se basa en hechos y transcripciones durante el juicio. Quizás lo más significativo de Limelight, para quienes vivimos esa época en Nueva York, provoque un poco de nostalgia, ya que la vida nocturna ha muerto en la ciudad. Así como se aprecia la transformación de Nueva York, los años de Giuliani y su ataque en contra de los clubes, queda claro que su estrategia funcionó: ahora el club que se localizaba en una iglesia y que reinó durante la década de los 90 y entrados en los 00, es un triste centro comercial.

Labels: , , , ,