Thursday, June 16, 2011

Entrevista: Pamela Yates, Granito: How to Nail a Dictator

En una de las secciones especiales del DVD When the Mountains Tremble (Cuando las Montañas Tiemblan, 1983), vemos a una muy joven y comprometida Susan Sarandon describir los eventos que sucedieron en Guatemala a comienzos de la década de los 80, como indignantes e inconcebibles. 25 años más tarde esos mismos adjetivos puede que vengan a la mente de muchos, quienes estén viendo por primera vez la ópera prima de la directora neoyorquina Pamela Yates. No es sorpresa que tan excepcional documental que tiene como eje narrador a Rigoberta Menchú —único en presentar imágenes del conflicto armado y hablar sobre el genocidio en ese país centroamericano y en el cual casi pierde la vida— tenga una secuela. El material fílmico inédito de esa primera aventura, se convirtió en evidencia forense en el juicio contra del dictador General Efraín Ríos Montt, que sucedió en España. De esa exploración, junto con la búsqueda por justical social que muchos guatemaltecos continúan, nació Granito: How to Nail a Dictator (Yates, Peter Kinoy & Paco de Onis) que mañana inaugura el Festival Internacional de los Derechos Humanos en Nueva York. No solo se exhibe el filme que estuvo en competencia este año en Sundance, sino que When the Mountains Tremble (pronto en Netflix) tendrá una presentación especial también. Para hablar de esta secuela, entrevistamos a Pamela Yates —quien domina a la perfección el español—, también comenta sobre el inicio de su campaña al Oscar, su próximo proyecto y de que manera es influenciada por Nueva York.

Christian Del Moral: Quién diga que no existen las secuelas en el género documental tiene que ver Granito y Cuando las Montañas Tiemblan, en programa doble. ¿Alguna vez pensaste que habría una segunda parte, de tan impactante historia?

Pamela Yates: No. No, en esa época porque yo pensaba que la esperanza en Guatemala —para realmente transformar a la sociedad—, era pérdida, cuando los generales y las dictaduras son tan poderosas uno no piensa que pueden cambiar las cosas, ¿verdad? Ellos tenían todo el poder, y es como uno de los temas de la película, realmente se necesita una vida entera para tener un cambio social y uno tiene que estar comprometido de toda la vida. Eso es lo que estoy tratando de comunicar en Granito, más que una historia increíble y que solamente pasa a una persona —me parece a mí— una vez en la vida; también estoy tratando de transmitir todas las lecciones que he aprendido en mi vida como documentalista.

CD: Y eso se refleja en Granito —que es una metáfora por justica—, una historia personal y directa que data desde hace un par de décadas. ¿Cuándo decidiste que era posible filmarla y hasta donde querías llegar con este filme?

PY: Concebí la idea en 2003, cuando estuve estrenando Cuando las Montañas Tiemblan por primera en Guatemala, en la capital. Es decir, 20 años después de haberla hecho, tenía la oportunidad de mostrarla abiertamente en la Universidad de San Carlos. Entre la audiencia, se encontraba la abogada del caso por genocidio y me preguntó que si de pronto existe otro material inédito fílmico que pudiera servir como evidencia y si podíamos buscar a través de todo ese material. Entonces, como tenemos Skylight Pictures por más de 25 años, conservamos todo el material y así comenzamos con esa búsqueda, y encontramos la evidencia. Entre Peter Kinoy, Paco de Onís, y yo pensábamos que si empezabamos en otro proyecto, sería la secula del documental Cuando las Montañas Tiemblan. Pero pensaba que sería un filme sobre el caso, que íbamos a triunfar, que tendría un buen fin de la historia y bla bla bla. Pero no fue así, y cuando fuimos a Guatemala para filmar Granito conocí a tantas personas que nunca perdieron la esperanza por obtener justicia. Todos pensamos que sería un documental mejor.


CD: Lo que demuestra Granito es el poder de la justicia social a través del documental. Cuando te dijeron que se podría usarse como prueba para enjuiciar a un dictador, ¿te motivo más o hubo preocupación? 

PY: ¿Preocupación, en que sentido?

CD: En el sentido de que no pudieras encontrar el material (la evidencia) que ellos estaban buscando...

PY: Un poquito, pero como fue una exploración tan interesante para mí que la búsqueda, era parte de la aventura y mi responsabilidad. Si no encontraba algo, así sería, pero lo que pensaba era que las partes más importantes que pudieran servir como evidencia forense, eran las partes inéditas. En esa época, en 1982, no sabía que esto serviría como evidencia; no tenía la experiencia en temas de justicia y del derecho. ¡No sabía! Así que no incluimos esa parte en el documental, esto me soprende, y también mi talento o no talento de entrevistar a un general.

CD: Ahora que retomaste Cuando las Montañas Tiemblan, con este documental ¿qué sientes al verte [foto a la derecha de Newton Thomas Sigel], sin miedo y demás?

PY: No lo veo así, porque los guatemaltecos tienen mucho más coraje que yo. Ellos se están exponiendo ante tanto peligro, todos los días. Yo estaba pensando más, en algo colectivo, entre Cuando las Montañas Tiemblan y su material inédito, la documentación de los archivos históricos de la Policía Nacional y la evidencia que Freddy Peccerelli estaba recogiendo en las exhumaciones en la Verbena. Así que todos juntos formamos, la prueba de que es importante documentar las violaciones a los derechos humanos siempre, aunque exista el momento en que no podamos cambiarlo. Lo que fue difícil para mí, fue hacer un documental y narrarlo en primera persona porque no estoy acostumbrada. Y cuando comenzamos [con la filmación] pensaba que sería solo una de las personalidades en el documental y no narrarlo, fue difícil estar emocionalmente honesta con la persona que era hace 30 años y con la que soy ahora.

CD: Granito abre el Festival Internacional de los Derechos Humanos en Nueva York, se habla de una campaña para el Oscar y ¿para cuando llegará a los cines? 

PY: Vamos a estrenarlo en Nueva York en septiembre o octubre, también en Los Angeles, después en por toda la nación. Esperamos compartir el mensaje de Granito a través del mundo, así que no es una  posible campaña, ¡es una campaña para el Oscar! Hicimos una campaña en Kickstarter durante febrero y marzo para buscar fondos y conseguimos 35 mil dólares en 30 días. Estamos utilizando eso para la campaña y estamos trabajando con Wendy Lidell de International Film Circuit , quien está manejando la campaña. Nunca hemos hecho con nuestros documentales, ya que estamos más metidos con campañas de alcance comunitario (outreach) de dos a tres años, pero con el mensaje de Granito pensamos que sí podemos hacer la campaña para que llegué a un público mayoritario (mainstream)

CD: El español es un factor importante en ambos documentales ¿crees que el dominarlo ayudó para ganarte la confianza [de las partes involucradas] y hacer un trabajo mucho mejor?

PY: Claro que sí, me parece que hablar español en América Latina, o en Nueva York, es estar dentro de un cariño entre amigos y colegas, y en el caso de Guatemala estar dentro de la confianza, no tanto con el ejército sino también con la guerrilla. Y además es la manera de entender lo que está pasando, culturalmente hablando, y para mí aprender español en Guatemala era magnífico porque estaba hablando mucho con la gente indígena y también es su segundo idioma así que estábamos haciendo equivocaciones sin pena.

 Foto: Dana Lixenberg

CD: Llegaste a Nueva York muy joven, a los 16 años ¿cómo te ha influenciado la ciudad y qué opinas de los cambios que experimenta? 

PY: Siempre he estado enamorada de Nueva York, porque como soy de un pueblo de 2 mil personas, para mí Nueva York, es una experiencia de liberación. ¿Los cambios en Nueva York? Uff, eso es otro documental. (Sobre la inflencia), bueno yo me sentía como una exiliada en mi pueblo pequeño, y hay muchas personas como yo en Nueva York, creo que la energía de la ciudad viene de gente que está escapando sus pueblos o sus países, o gente que viene a Estados Unidos a tener una vida mejor. Para mí esa es la belleza de Nueva York.

CD: Finalmente ¿cuál es tu próximo proyecto?

PY: Estamos haciendo un cuarteto de documentales sobre la justicia tradicional,
el primero fue Estado de Miedo sobre el informe final de la Comisión de la Verdad y Reconciliación peruana, el segundo era La Hora de la Verdad: The Reckoning acerca de la Corte Penal Internacional, el tercero es Granito y la cuarta será sobre la memoria colectiva y de eventos históricos y también será un documental global

CD: ¿Estará listo para Sundance el próximo año? 

PY: Oh no, hablamos en cuatro años, o en dos o tres.

Granito: How to Nail a Dictator se proyecta mañana a las 7:00 pm y el sábado, 1:00 pm. Cuando las Montañas Tiemblan se exhibe el sábado a las 4:00 pm. Pamela Yates e invitados especiales estarán presentes al término de dichas funciones. Tickets aquí

Labels: , , , ,