Friday, June 24, 2011

Estreno: Año Bisiesto (Leap Year)

El aburrimiento de una solitaria periodista freelance afincada en la Ciudad de México, adquiere un sugestivo giro en Año Bisiesto (México, 2010) ópera prima del australiano —y residente mexicano desde hace años—, Michael Rowe, que hoy se estrena en Cinema Village, en Nueva York. Laura (Mónica Del Carmen) de 25 años, tiene poco de haber llegado a la capital mexicana, y trabaja desde su modesto departamento. La soledad y tristeza, con las que mira el mundo exterior, desaparecen momentáneamente por la noche cuando sale a divertirse. Al parecer, no tiene ningún problema para encontrar la aventura de la noche, pero una vez que el acto sexual termina, no hay nada más. A la par de sus conquistas nocturnas, Laura marca religiosamente su calendario (es el mes de febrero), a diario. Una vez que conoce a Arturo (Gustavo Sánchez Parra), quien responde con gran entusiasmo a esa exploración que tanto ella busca ella, su espíritu crece.

Ganadora de la Cámara de Oro el año pasado en Cannes, Rowe revela un convincente, fuerte y a veces desgastante, film que no desaparece de la mente de uno por semanas. Las intenciones de la historia y el elenco, son innovadoras, inteligentes y valientes, sobre todo en relación con lo que se exporta o produce la cinematografía mexicana.

Mónica Del Carmen
 La excepcional —y sin duda una de las actuaciones del año— Mónica Del Carmen, no solo confronta su personaje lleno de complejidades y contrastes con una fina sutileza sino de manera directa y digna con el espectador. Lo altamente explícito y sexual del filme, proviene de la misma liberación de Laura; se justifica y es efectiva. Ese contraste de la máscara citadina, en donde todo está bien y perfecto, se deja de lado cuando la vemos sola y en la intimidad. Laura solo responde a sus inquietudes, a la represión sexual que viven millones de mujeres o quizás a algo que sucedió en el pasado.

En lo que podría ser su primera participación en el cine, la actriz mexicana, se entrega a su personaje con singular afecto. Eso queda demostrado, incluso en los momentos más incómodos, en esas largas pausas y silencios visuales. Su formación teatral, es evidente con el dominio que desborda en la pantalla, y la presencia de Sánchez Parra, es pieza importante en esa entrega. Puede que Rowe no haya nacido en México, pero queda claro, que con Año Bisiesto muestra mucho de lo que otros por miedo no harán; su visión es única y independiente.   
Año Bisiesto (Leap Year, Strand Releasing) se estrena hoy en Cinema Village

Labels: , , ,