Sunday, September 11, 2011

Entrevista: Eugenio Polgovsky, Los Herederos

Hemos hablando tanto de Los Herederos, desde hace dos años, que sólo nos faltaba una entrevista con su autor y lo conseguimos. Eugenio Polgovsky, cineasta mexicano quien desde su ópera prima Trópico de Cáncer —recién pasó por el MoMA— llamó poderosamente la atención de los festivales y amantes del documental, por fin estrenó no solo Los Herederos en Nueva York sino también en Francia. Uno pensaría que después de dos años en el circuito de festivales, reconocimientos y premios, un documental que explora un problema social perdería relevancia, pero con esta segunda producción, ha pasado lo contrario. Polgovsky ofrece una mirada contundente, sin palabras y digna sobre la explotación y trabajo infantil en México; su cámara nunca se torna extranjera o invasiva. El florecimiento del documental en México tiene que ver mucho con la llegada de la democracia al país, y Los Herederos es un claro ejemplo de esto. Pero mejor que sea el propio joven director que nos habla sobre los peligros y retos a los que se enfrentó, el poco interés que generó en las instituciones mexicanas, sus influencias en el área del documental y de dónde salió el dinero para este bello e imperdible filme.

Christian Del Moral: Los Herederos fue uno de los documentales más interesantes que pasaron por Nueva York en algunas muestras hace tiempo, y ahora recibe su estreno oficial con distribuidora y se presenta en uno de los lugares más importantes de la ciudad. Asimismo se estrena en Francia, ¿crees que con estos dos significativos eventos y después de todos los premios que ha recibido, se cierra el ciclo de tu segundo documental?

Eugenio Polgovsky: Gracias, la verdad no lo sé. Hasta ahora he tenido muchas sorpresas, la primera fue que se estrenara en México en cines y después Los Herederos ha seguido difundiéndose lento pero continuamente. Ahora se están planeando exhibirla en lugares mucho más lejanos, como Japón, Vietnam, Irán... o sea que el ciclo no tengo idea cuando termine. Hablando de ciclos, la película retrata el ciclo de herencia del trabajo, de lucha por sobrevivir y de permanencia de la pobreza de generación en generación. A pesar de vidas plenas de esfuerzos desde la mas temprana infancia, estos ciclos de desigualdades en México y en muchos lugares del planeta desgraciadamente no están rotos, y lo que es peor es que ni siquiera están en proceso de cambiar. Tal vez Los Herederos, seguira vigente mucho tiempo siendo una ventana a una realidad que muchos ciudadanos de las grandes urbes ignoran. Una síntesis de un presente-ausente, continuo y despiadado. No sabemos que es lo que pasa alrededor de nuestros ecosistemas artificiales, las ciudades donde se concentran los recursos, el consumo y lo que pensamos "productivo". El mundo rural, nuestras raíces, sus vidas de esfuerzo en la pobreza quedan en el silencio frente a la indiferencia cínica y cómoda sostenida del consumo, más allá, en la montaña, los ciclos continúan trabajando en silencio.


CD: Al igual que en tu primer documental, exploras la cotidianidad de un grupo en particular, en este caso de la mano de obra infantil [que según la Constitución de México está prohibida] en diversos estados de la República, ¿cuál fuel el mayor reto que enfrentaste para llevar la historia de estos niños al cine?

EP: En términos de rodaje, el mayor reto fue la filmación en los campos industriales de cultivo, donde trabajan los jornaleros, niños y grandes, quienes viajan principalmente desde Guerrero y Oaxaca para pizcar el tomate, chile y ejote, hacia el norte trabajé en Sinaloa y Nayarit. Comos sabemos pues son zonas de muy alto riesgo para periodistas o cualquiera que ande con una cámara por ahí asomándose donde nadie lo llama.

Operar una cámara te vuelve vulnerable, un objetivo llamativo. Filmar a los niños trabajando, en los campos perdidos de Culiacán fue sin exagerar casi imposible de lograr sino es por el azar, la fortuna y un poco de organización. Hay que de alguna forma evitar los guardias que cuidan los campos, que a veces están armados y saben que grabar niños trabajando pues, es por sentido común denunciar su explotación. A veces se invertía la ecuación y ellos estaban más asustados que yo, tener una cámara también da cierta autoridad, pero sin duda fue muy peligroso. Por ejemplo, subirme al camión de los jornaleros y no quererme bajar, así nomás, de necio... sin saber cual era el destino final cuando ellos regresaban a trabajar al campo donde estaban albergados en condiciones del Porfiriato... ahí me encuentro al dueño sudando de nervios pidiendo que no grabe más, en fin, todo esto en territorios como pampas, planicies infinitas donde como hormigas se concentran por períodos los hombres y sus familias para trabajar y luego desaparecer. Los Herederos busca atrapar esta invisibilidad, frenar este proceso de tanto sudor y trabajo y poderlo vislumbrar, porque estos espacios se borran y cambian continuamente gracias a los cultivos y maquinaria industrial, que sencillamente desaparecen al paisaje y no queda algo que diga que ellos pasaron por ahí, que los jornaleros dejaron su vida ahí, que los niños de cuatro años cuidaron a los bebes bajo la sombra de los camiones Torton, mientras sus hermanos de siete y más años trabajaban al lado de sus papás todo el día bajo el sol.



CD: No sorprende que Los Herederos se haya financiado con dinero del extranjero, es un tema delicado pero en tu opinión ¿cuál fue el principal problema que enfrentó el proyecto por no ser apoyado por las instituciones mexicanas?

EP: En realidad Los Herederos si se hizo principalmente con dinero mexicano, quiero decir: ¡con mi dinero! Tienes razon, aquí en México nadie nos dio fondos para producir la película. Gracias al Hubert Bals Fund y Vision Sud Est ambos europeos pudimos hacerla, estamos hablando de cantidades muy modestas, verdaderamente lo mínimo para producirla. Una vez terminada después de un año de festivales UNICEF México vio en ella una herramienta para traer el tema del trabajo infantil al discurso público y político y aportaron los fondos para el proceso de Postproduccion a 35mm y estrenarla en salas, con la excelente distribuidora dirigida por Leopoldo Jiménez, Nueva Era Films trabajamos y se hizo su estreno en Mexico. 

CD: Creo que Los Herederos debe ser una consulta necesaria para aquellos que se atreven hablar de los motivos que orillan a cientos de niños y jóvenes a integrarse al crimen organizado (si es que existe tal noción). ¿Alguna vez pensaste que tu filme sería referencia o pionero en explorar uno de los problemas sociales en México que nadie se atreve hablar y mostrarlo con tal dignidad?

EP: Creo que al buscar retratar las infancias rurales en Los Herederos busqué paralelamente explorar metafóricamente el germen que nos hace ser quienes somos como país. Creo que en estos niños están muchas respuestas a nuestra realidad cotidiana. El proyecto se generó más como una aspiración de retratar las causas que los efectos. Es en este terreno de la narración por la "ausencia", a través de las metáforas y la abstracción que creo que la película permite una lectura simbólica, más allá de lo inmediato y así poder viajar con la película por los ciclos, el tiempo, las generaciones, el esfuerzo que va más allá de lo humano y ocupa una comunidad cuasi predestinada, el retrato de una condena.
La película se contruye mientras persigo ese paisaje humano que se desvanece en cada uno de sus instantes. Yo soy un citadino entero, muy ignorante de la vida rural, la cual me produce admiración y un completo asombro, el cual busco que la cámara pueda recibir de la misma forma que mis sentidos. Este es mi trabajo, ser un fiel testigo. Siempre encendidos, vivos y fatuos, los niños palpitan y se mueven sin parar, como arena entre los dedos, la cámara era a veces como esa red para cazar mariposas. Hasta quedar perpleja y helada frente a las miradas tristes y ancianas de los niños jornaleros corroídos por el sol, la desnutrición: la explotación de su trabajo, vida e infancia para producir más y más barato. Por que están en la capa más baja de nuestra piramide social y ni siquiera su grito alcanza salir de esa jaula de indiferencia, por eso creo que el silencio de la mirada de la niña de cuatro años que corta ejote es el terremoto mayor que la película alcanza, ahí está la síntesis mayor, la esencia de la realidad que percibo y busco retratar en Los Herederos.

CD: Recién pude ver tu primer documental en MoMA, en términos de producción existe una gran diferencia entre éste y Los Herederos, ¿cuál ha sido la mayor satisfacción de este segundo documental?

EP: Me siento muy satisfecho con haber armonizado mi mirada (fotografía) con el montaje, me refiero a construir una narración por medio de la edición sin recurrir a las palabras. Esto empezó con Trópico de Cáncer pero aquí el reto era mucho mayor, más personajes, lugares y tiempos distintos, etc... y la historia se cuenta dejando abierta por supuesto todos los hubieras que habitan la realidad, en una hora y media se teje esta historia.


CD: Ahora que estás incluído en GenMex: cine contemporáneo mexicano en Nueva York, ¿en general cuál es el panorama de aquellos cineastas mexicanos que vienen detrás de ustedes y que todavía no pueden realizar su ópera prima?

EP: No sé, prácticamente no conozco a las nuevas generaciones, pero me imagino que somos bastante parecidos. Todos luchando con las uñas y cucharas para sacar adelante los proyectos. La historia se repite.

CD: ¿Qué documentales te han influenciado?

EP: Más que obras como Nanook o El Hombre de Arán y Berlín Sinfonía de una Ciudad, hablaría de autores... Flaherty, Dziga Vertov, Werner Herzog, Nicolás Echeverría y Jean Rouge. S.M. Eisenstein, aunque el no sea "documentalista" de manera convencional, pero su retrato de lo real me ha inspirado más que ningún otro. Lo mismo me pasa con Jean Vigo, Murnau, Tarkovsky y Chaplin.

CD: ¿En qué andas trabajando actualmente, algún documental en puerta?

EP: Si, pero por ahora no hablo de este, puras palabras y pocas nueces.

Los Herederos continúa en Anthology Film Archives (32 Second Ave., esquina con la calle 2). Las funciones son 7:15 pm y 9:15 pm todas las noches. Hoy domingo 11, tendrán una función adicional a las 5:15 pm.

Labels: , ,