Sunday, September 25, 2011

¡Hildy está de Regreso!


Quienes frecuentan este sitio saben de mi fascinación por la elegancia y soltura con la que Hildy Johnson escribe sobre cine. Hace unos años atrás, búscando algo diferente sobre la entrega de los Goyas —ya saben alguna crónica divertida y escrita en un blog—, fue como la encontré. Desde las primeras líneas, sabía que no se trataba de ninguna amateur, era toda una profesional; tenía chispa, estilo y lo más importante, sabía de lo que estaba hablando.

Así fue como la conocí y me volví un lector habitual de su mundo, de sus crónicas e increíbles reseñas. Su personalidad brota en cada uno de sus textos, uno no puede ignorarla. A veces cuando había algún estreno en Nueva York y sabía que ella le había dedicado unas palabras a determinada cinta, no dudada en incorporarla o citarla. Sé que le gusta mucho el cine argentino, que le gustaría ver más de Brasil y compartimos la pasión por los documentales. Pero como en cualquier grupo de críticos, tenemos nuestras diferencias, entre el cine español y Alejandro González Iñárritu. Desde el año pasado, me he interesado en algunos filmes viejos de Hollywood, ¡el fuerte de Hildy! Así que mientras disfrutaba de las andanzas de la Crawford, Bette Davis, Elizabeth Taylor, Gloria Swanson o Meryl Streep, enseguida buscada la opinión de Hildy. Para buscarla, era una travesía, no contaba con una búsqueda por palabra y su archivo era un total desastre. Pero una vez encontrada, a través de Google, todo cambiada: su estilo es único, y personalizado.

Sin embargo, hace unos meses su blog, dejó de existir. Todo era un misterio, y la comunicación era a través de los comentarios. La evolución de los blogs ha cambiado tanto en un par de años, que en unos meses quizás sean como los libros y periódicos: pocos y sin lectores. El mundo de las plataformas digitales para la socialización por la Internet, ha cambiado el escenario. No sé que venga para el mundo de los blogs, o sobre el futuro de mi propio blog aquí, pero lo que me llena de mucha alegría por ahora es ver que Hildy está de vuelta, para disfrute de la gente de la Internet. ¡Bienvenida (otra vez)!

Labels: ,