Friday, June 27, 2008

Estreno: Elsa & Fred

La frase publicitaria de Elsa y Fred, dice 'nunca es tarde para vivir', pero tomando en cuenta el retraso con que llega a estas tierras, le iría algo mejor como 'nunca es tarde para estrenar (una película que se hizo en el 2005)'.

Este es un claro ejemplo, del tiempo que deben de esperar algunos filmes iberoamericanos, que pueden funcionar en el mercado estadounidense de manera limitada. A esta altura de la vida, este par de viejitos, han sido vistos y aplaudidos en España, México, Argentina y en otros mercados. Y a partir de hoy, Elsa y Fred llegan a dos salas importantes de la Gran Manzana, para después extender su presencia a 28 ciudades de este país. Nada mal para esta coproducción de España y Argentina, que no tiene entre los estelares a gente conocida por el público estadounidense; por lo que se convierte en la primera cinta en español que llega en pleno verano.

Protagonizada por la legendaria actriz uruguaya China Zorrilla y el no menos famoso Manuel Alexandre, que estuvo nominado en el 2006 a los premios Goya por esta interpretación, Elsa y Fred es una comedia tradicional con un tema universal y que para nada busca revolucionar el género. Bajo las órdenes del director argentino Marcos Carnevale, quien también escribió el guión, encuentra en esta cinta la vía perfecta para rendirle tributo a una de sus películas favoritas: La Dolce Vita (1960) de Federico Fellini.

Desde que era muy joven, según ella, Elsa era confundida con la estrella femenina (Anita Ekberg) que protagonizó La Dolce Vita al lado de Marcello Matroianni. Uno de sus sueños, es visitar la Fuente de Trevi, en Roma. Su vida da un giro cuando conoce a su nuevo vecino, Fred, cuya esposa recién falleció. Después de un ligero accidente con el automóvil de la hija (Blanca Portillo) de él, comienza una extraña relación entre ambos. Mientras que Elsa vive sin preocupaciones y hasta de manera irresponsable: no le importa irse sin pagar de los restaurantes y chocar cuanto carro puede; Fred vive de manera muy distinta y tal vez es esa energía de adolescente que se siente atraído por ella.

Siendo Elsa, una manipuladora y mentirosa compulsiva, es difícil simpatizar con este personaje pero aún así y con varios enredos que la ponen en disyuntiva con el viejito, éste decide lanzarse a la aventura de su vida, a sacar los ahorros de un posible negocio y darle ese sueño que desde hace 60 años su nuevo amor ha tenido. Así es como llegamos a la escena cumbre del filme, cuando este par encuentran la Fuente de Trevi. Ambos pretenden imitar esa escena del clásico de la cinematografía italiana, que cae entre lo cursi pero emotivo.

Con situaciones ya conocidas y bastante predecible en la historia, la importancia y encanto de la cinta recae en las sólidas actuaciones que brindan Alexandre y Zorrilla, quien se mantiene trabajando activamente a sus 86 años de edad. Asimismo, también llama la atención la presencia de Blanca Portillo, que le va muy bien el papel Cuca, una neurótica madrileña e hija de Fred. Al final no sabemos si Elsa, estaba realmente enamorada de él, pero hey a esa edad y para conquistar un sueño u obsesión, todos somos capaces de mentir. Aunque después venga la muerte...
Elsa y Fred se exhibe desde hoy en el Angelika Film Center y The Paris Theatre, ambos en Manhattan. A partir del 11 de julio, llegará a más de 28 ciudades a lo largo y ancho de Estados Unidos, para conocer el calendario dale aquí.

Labels: , , , ,