Friday, June 11, 2010

HRWFF 2010: 12th & Delaware

La guerra a favor/contra del aborto en territorio estadounidense, ha estado presente en el cine documental en múltiples ocasiones. Pero sin duda, nunca con la intensidad, el balance, la originalidad y la intimidad con que Heidi Ewing y Rachel Grady —directoras de la extraordinaria Jesus Camp— presentan este asunto en 12th & Delaware (USA, 2010), que hoy inaugura el Festival Internacional de Cine sobre los Derechos Humanos "Human Rights Watch".

A pesar de su legalidad, el aborto sigue siendo una de las cuestiones más apasionadas de la política en este país. Y para entender parte de esa batalla, no ideológica sino la práctica y personal, Ewing y Grady nos trasladan a un pequeño poblado de Florida (Fort Pierce), en la esquina comformada por 12th St. y Delaware. Aquí, por un lado está una clínica que proporciona abortos y por el otro un centro de atención a la mujer, o algo así, que trata de persuadirlas para que no lo hagan. Desde mucho antes que amanezca, manifestantes y empleados a favor de la vida, acosan aquellas suertudas que no cayeron por equivocación en la otra esquina. Son varios los casos de jóvenes (menores de edad, abusadas, sin trabajo, etc) que llegan en busca de información para llevarlo cabo y se encuentran que se equivocaron de organización. No importa que estos sujetos, quienes no tienen derecho a decidir sobre su elección, mientan y aterrorizen a estas mujeres, cuyo miedo e inseguridad es palpable en su rostro.


En el otro lado, quienes practican los abortos tienen que librar no sólo la angustia y el acoso, a que son sujetos sino pensar en la seguridad de las mujeres que asisten a su clínica. Como documental, 12th & Delaware cumple con toda expectativa, pero sorprende tal cual thriller. El balance entre ambas esquinas, por decirlo así, es perfecto; se nota una clara y efectiva colaboración entre las directoras y los encargados de la edición. Si bien pasan un poco más de tiempo con los fundamentalistas pro vida, se agradece por la exposición de sus tácticas, engaños y falsas promesas. Otro punto interesante, es la perspectiva latinoamericana y el uso del español en la historia, después de todo parece que este condado no está habitado solo por blancos y afroamericanos. Así vemos que la religión y sus feligreses, serán los encargados de hacer el trabajo sucio de aquellos que por un lado detestan su presencia, se oponen a que hablen otro idioma diferente al inglés y pidan ayuda al gobierno para servicios básicos, pero eso sí ¡qué no aborten! ¿Qué será de esta mujer embarazada con ya seis hijos?  Esta es una de las grandes inconsistencias (por no llamarla hipocresías) de la derecha y de los conservadores en Estados Unidos, que quedan de manifesto en este excepcional filme. Quienes no lo puedan ver hoy en el Walter Reade o en BAM el próximo 19 de junio, la cadena de cable HBO lo tendrá en programación el 12 de agosto.


Tickets aquí

Labels: , ,