Thursday, June 24, 2010

HRWFF2010: Presunto Culpable


Quizás la rabia que genera Presunto Culpable, un extraordinario documental que hoy se proyecta en Nueva York con la culminación del Festival Internacional de Cine sobre los Derechos Humanos "Human Rights Watch", no tenga que ver con la nefasta e injusta sentencia de 20 años que recibe Toño Zúñiga, un chico de 26 años que fue condenado por una asesinato que no cometió. No hay nada sorprendente, ya que Toño no es el único; las cárceles están llenas de gente inocente en México. Y si bien vemos un letrero surrealista afirmando "la impartición de justicia es gratuita", se sabe que "93 por ciento de los presos nunca vieron una órden de aprensión" y el "92 por ciento de las acusaciones carecen de evidencia física y se basan meramente en testigos". Con esos dos datos, lo único que se garantiza es la falta de justica y la violación sistemática a los derechos humanos en ese país.

La rabia proviene de un sistema de justicia, corrupto e ineficiente, que ha sido el gran legado del PRI (el partido político que gobernó México por miles de años) y que ahora se apresta para retomar el poder. Tal vez ese es el mayor atractivo de Presunto Culpable, desenmascarar valientemente a este sistema ya que por primera vez, se tiene acceso a la grabación de un juicio y la exposición de éste es tan inverosímil (por no llamarlo realismo mágico como otros) que dejará a miles con la boca abierta, con lágrimas y un gran dolor de estómago. Honestamente este documental no se hubiera realizado con la presencia del PRI en el poder (El PAN, el partido conservador tiene el gobierno federal y el PRD, de izquierda, gobierna la Ciudad de México, donde sucede la historia).

A diferencia del sistema estadounidense donde la fiscalía debe comprobar que eres culpable, en México el acusado debe probar su inocencia. ¿Cómo? No se sabe. Las reglas son básicas y se apegan a la corrupción o a la ineficiencia de quienes deberían de trabajar para los ciudadanos. Una vez que Toño recibe su condena y que bien podría apelar o reabrir el juicio, resulta todo un calvario. Los realizadores, Roberto Hernández y Layda Negrete, dos abogados educados en Estados Unidos y que en cierta manera son parte del sistema privilegiado mexicano (hija de una senadora del PRI y PRD), retoman el caso y descubren todas las inconsistencias y lo documentan de manera fílmica. De lo más sorprendente del caso, para la audiencia extranjera es como funciona la burocracia. "El expediente no se puede cuestionar", se repite de manera constante y un lema dentro del PRI; no importa que esté plagado de irregularidades, falta de testigos, intimidación y sin orden de aprehensión. Mientras el dúo de abogados viajan para continuar con sus estudios, otro agresivo defensor continúa con el caso de Antonio, quien está determinado a probar su inocencia. 

La inclusión de Geoffrey Smith, como co-director y gran conocedor del género, es un excelente acierto que no solo otorga validez al filme sino que le imprime fuerza narrativa. Ojalá Presunto Culpable, reciba el empujón de POV cuando comience la contienda a finales de año, ya que es un documental revelador y sin miedo a denunciar.

Labels: , , , ,