Tuesday, May 4, 2010

Tribeca 10: The Killer Inside Me, The Woodmans, Joan Rivers - A Piece of Work, Elvis and Madona

En esta entrega tenemos dos filmes de buena manufactura, además uno que medio se salva y otro para la lista de lo peor del 2010. Quienes están familiarizados con el trabajo del cineasta inglés Michael Winterbottom (A Mighty Heart, The Road to Guantanamo, entre otras), saben de la intensidad que desbordan sus historias. The Killer Inside Me, no es la excepción y quizás sea la más controvertida por su explícita violencia. Ambientada en los años 50, con un elenco del que Hollywood debe estar orgulloso (Kate Hudson, Jessica Alba, Simon Baker y Bill Pullman), presenta a un policía texano (Casey Affleck) carismático y guapo, quien esconde una terrible personalidad. Se trata de un asesino en serie, que Affleck maneja a la perfección. Winterbottom arriesga con la crudeza que presenta sus ataques, (en contra de Alba y Hudson); algunos gritarán, otros saldrán de las salas, pero la espera vale la pena. Se estrena el 18 de junio.

The Woodmans, de C. Scott Willis, fue uno de los pocos documentales que destacaron en esta edición. La fascinante historia de esta familia de artistas, que afortunadamente se hizo acreedora a un premio, es en parte un homenaje póstumo a su hija Francesca, quien a temprana edad adquirió un sentido artístico único. En sus fotografías, en su mayoría autoretratos desnudos en blanco y negro, revela una adolescente/mujer en constante búsqueda emocional/artística. Los extractos de su diario y videos realizados por ella, dan cuenta de esas frustraciones. Francesca nunca pudo ver la influencia que su trabajo logró a nivel mundial. Con este filme, su familia no solo busca ese cierre emocional que su desaparición ha provocado, sino presentar su historia que muy pocos conocen, así Francesa y su arte adquieren otra dimensión. Seguro encontrará distribuidor.


Nadie puede culpar a las documentalistas Ricki Stern y Annie Sundberg, que después de filmar sobre Darfur y otros temas delicados temas, decidan seguir durante un año a la comediante de 75 años Joan Rivers. Suena más que divertido. Conocida por su vibrante e incomparable personalidad, la pionera de los comentarios mordazes desde la alfombra roja en Estados Unidos, ofrece un íntimo testimonio de su trayectoria y de lo que significa trabajar a su edad. En Joan Rivers - A Piece of Work, no faltan las risas es crudo y divertido, pero no hay sorpresas y sí varios olvidos narrativos (¿dónde quedó el manager?). Al final, no va más allá del perfil reivindicador de la celebridad que abundan hoy en día. Se estrena el 11 de junio.

Si la cinta brasileña Elvis and Madona, de Marcelo Laffitte, hubiera estado en la sección Cinemania, no tendría ningún problema con ella. Sin embargo, los programadores de Tribeca la depositaron en la sección donde no saben que hacer con un buen de filmes: Discovery. Se supone que aquí se encuentran aquellos cineastas emergentes, con ideas innovadoras que bien podrían ser los cineastas del mañana. Elvis and Madona, no cumple con ninguno de los parámtetros antes mencionados. El relato mal ejecutado del enamoramiento de una transexual con una mujer biológica, con actores de televisión, arranca un par de risas pero carece de energía, sin sabor. Es un claro ejemplo de lo que no se debe hacer en el cine de la exageración o campy

Labels: , , , ,