Tuesday, November 2, 2010

Premios Cinema Tropical: Entrevista a Carlos A. Gutiérrez

Hace casi dos semanas se llevaron a cabo por primera vez los Premios Cinema Tropical, y como recordarán se trató de un reconocimiento a los 10 filmes latinoamericanos más importantes de la década. El evento fue todo un éxito, llevado a cabo con sumo cuidado y un profesionalismo de primera (¡y eso que llegamos súper tarde, pero hey alguien tiene que trabajar!). Cubriendo eventos latinos en Nueva York, por más de una década, he visto de todo: malo y bueno. No obstante, ver las excelentes imágenes seleccionadas de Ciudad de Dios, Luz Silenciosa, Amores Perros y La Ciénaga, en el auditorio del New York Times, fue algo memorable que no solo nos remonta a la importancia del filme sino a nuestras propias vidas como espectadores y habitantes de Nueva York. Pero mejor dejemos que sea Carlos A. Gutiérrez, quien está al frente de Cinema Tropical y uno de los responsables del evento, que nos dé sus impresiones de cómo surgió la premiación, qué viene para su organización y cómo le hicieron para que Lucrecia Martel y Carlos Reygadas estuvieran presentes.

Christian Del Moral: Parece que fue hace unas semanas cuando Cinema Tropical dio a conocer la lista, que el Wall Street Journal nombró "Latin American Films: The Greatest Hits," y a casi un año de distancia se están viendo los resultados: entrega de premios con transmisión en vivo, un libro y un ciclo en una sala de IFC Center. ¿Cómo llegaron a esos tres eventos y si se cumplieron las expectativas?

Carlos A. Gutiérrez: La idea de los premios ya venía de atrás, de varios años y de diferentes lados. Cuando hicimos la encuesta el año pasado y agarró tanta notoriedad supe que era el momento de lanzar el proyecto de la creación de los Premios Cinema Tropical. Una vez que detectamos el proyecto, se fue alimentando de alianzas institucionales y patrocinios que hizo posible los demás componentes del proyecto: el libro, la serie y demás. En cuanto a las expectativas, se sobrepasaron ¡y por mucho! Sabíamos que iba a ser un proyecto importante y exitoso, pero creo que nunca nos imaginamos que iba a funcionar tan bien. Particularmente la ceremonia de premiación, a mí en lo personal quedé sorprendido por el calibre de los invitados especiales y que todos fueron muy generosos dejando egos a un lado para celebrar la grandeza del cine latinoamericano.
Mónika Wagenberg y Carlos A. Gutiérrez, fundadores de Cinema Tropical

CD: ¿Qué fue lo más divertido, interesante, horrible y más estresante de este proceso?

CG: Sin temor a sonar grandilocuente, el evento del viernes pasado fue histórico. Marcó un hito no sólo para Cinema Tropical, sino para la promoción del cine latinoamericano a nivel internacional. Y no sólo por los invitados especiales, o porque lo hayamos realizado en el New York Times, sino por el gran equipo que se conjuntó para trabajar en este proyecto. Fueron cuatro meses intensos coordinando un equipo enorme de por lo menos 19 personas que donaron su profesionalismo, tiempo y dedicación a la causa. Eso para mí fue impresionante. Con todo y la carga, creo que fui el primero que disfrutó toda la ceremonia. Una vez que arrancó el evento, me convertí en un espectador más que disfrutó de ver en el mismo escenario a Lucrecia Martel, que a Johnny Weir que a Carlos Reygadas, entre otros. Afortunadamente no hubo nada horrible.

CD: Vinieron Lucrecia Martel y Carlos Reygadas a la entrega, dos grandes que intimidan a muchos en el medio (lo cual no entiendo) y quienes no están promocionando ningún proyecto, o película en puerta. ¿Qué influyó para su presencia en Nueva York?

CG: No sé, habría que preguntarles a ellos directamente. Ambos fueron muy generosos en aceptar venir a la ceremonia de premiación y acompañarnos en esa noche tan especial. Les escribimos un correo electrónico al cual ambos respondieron de manera positiva y entusiasta. Obviamente nosotros felices de que nos hayan acompañado esa noche aquí en Nueva York.

CD: Si este año el premio va a los 10 filmes, ¿que se espera para el próximo año? ¿Será un evento anual?

CG: Sí, la idea para el próximo año es que se premie a lo mejor de la producción cinematográfica latinoamericana anual. Ya estaremos trabajando en los detalles y logística de eso pronto

CD: Cinema Tropical desde su fundación ha trabajado de manera muy cercana con todos y por cada medio, para que determinada cinta o ciclo, se exhiba y ser visto por la audiencia, una tarea titánica. ¿Cómo ha cambiado la percepción sobre el cine latinoamericano en todos los actores involucrados a lo largo de este tiempo?

CG: Ha cambiado muchísimo –yo sólo pienso en unos años atrás hacia fines de los 90 cuando la representación del cine latinoamericano en esta ciudad era mínima. Ahora bien, a pesar de que ha aumentado a mí lo que me sorprende es que para lo que han sido estos 10 años de producción cinematográfica latinoamericana, su reconocimiento sigue aún distante de ser óptimo. Basta ver la gran producción y la maravillosa generación de cineastas, para darse cuenta que ya era para que una de las grandes instituciones de cine de esta ciudad hubiera hecho un gran ciclo de cine del Nuevo Cine Argentino por ejemplo. En muchas instancias en esta ciudad, Cinema Tropical ha tomado la iniciativa porque nadie más lo ha hecho. Y ha sido, y sigue siendo, una lucha cuesta arriba. Incluso con mis colegas profesionales del mundo del cine, es un proceso muy largo, pero bueno hemos ganado importantes batallas, no hay que bajar la guardia.

Mónica Wagenberg, Felipe Lacerda, Carlos A. Gutiérrez, Lucrecia Martel, Carlos Reygadas, Frida Torresblanco

CD: ¿Cuál ha sido el mayor logro de Cinema Tropical, en esos términos?

CG: Los Premios Cinema Tropical. Tener a gente de la talla de Lucrecia Martel, Walter y João Salles, Gustavo Santaolalla, entre otros, diciendo públicamente que Cinema Tropical es una plataforma importante para la difusión de su trabajo en Estados Unidos, es una responsabilidad muy grande para el trabajo que hacemos. Sobre todo si consideramos que somos una organización sin fines de lucro, con un presupuesto magro y que mucho de lo que hemos conquistado ha sido un gran trabajo en equipo que ha puesto su corazón.

CD: La gran cantidad de estrenos latinoamericanos en nuestra ciudad podría dejar muy mal a varias ciudades medianas en América Latina, si el interés es casi nulo en aquellos países por su propio cine, ¿porqué debería de interesar más en Estados Unidos?

CG: Dos cosas importantes en este rubro. La primera: uno se convierte en latinoamericano fuera de Latinoamérica. Cuando uno está en su país de origen uno es del sitio, es rara vez que uno se considere latinoamericano. Si nací y vivo en México D.F. soy antes que nada mexicano. La segunda (y quizás más importante) es que Estados Unidos juega un rol clave en lo que se llega a distribuir (o no) a nivel internacional. Para Cinema Tropical la ventaja de estar en Nueva York, es que desde aquí también podemos fomentar que se vea más cine latinoamericano en Latinoamérica.

CD: ¿Qué viene para Cinema Tropical y el cine latinoamericano en el 2010?

CG: El 2011 marca el décimo aniversario de la organización, así es que estamos preparando algunas buenas sorpresas que incluyen algunos ciclos especiales, además de nuestros programas de exhibición, distribución y difusión que tenemos permanentemente.

Labels: , ,