Saturday, March 1, 2008

La Reseña: City of Men


Desde anoche los chicos de las favelas están de regreso en el cine, pero a todo aquel que piense City of Men es la secuela de la grandiosa Ciudad de Dios (2002), que vaya preparado porque no lo es. Con un estreno limitado de 77 copias en los mercados más importantes estadounidenses, este filme es la continuación de la serie (mismo nombre), que aquí se transmitió en el Sundance Channel. Los dos principales personajes Ace (Douglas Silva) y Wallace (Darlan Cunha), a quienes conocimos cuando eran casi unos niños en el primer largometraje de Fernando Meirelles, están por cumplir la mayoría de edad y ese es el pretexto ideal para volver a los barrios bravos de Río de Janeiro.

La situación parece ser la misma, ningún cambio se registró en la favela ya que la violencia y la pobreza siguen siendo el eje central de las acciones. En esta ocasión, Wallace está en busca de su padre y Ace trata de asumirse como papá de un pequeño niño. Pero como estamos en una favela, no puede faltar un conflicto entre bandas opuestas por el control del barrio, en el cual sus dos protagonistas se ven inmiscuidos no solo en el plano territorial sino también en el familiar al grado de la separación y demás... ¿Dónde he visto esto anteriormente?

La historia trata de conectar al espectador con el programa de tv mediante algunos flashbacks, que por cierto nos remite a City of God. Y claro la cinta es una referencia total a ese clásico de la cinematografía brasileña. Al momento que Wallace conoce a su padre, la cinta se torna en un melodrama predecible que carece del ritmo contundente de la obra de Meirelles. Paulo Morelli, quien dirigió algunos episodios de City of Men, tiene buenas intenciones y aunque conoce muy bien a los personajes, no logra su cometido por completo. Sé que muchos se preguntan si se volverá a ver otra gran historia de favelas, la respuesta es incierta pero lamentablemente esa no es City of Men.

Para saber donde se exhibe en USA dale un click al poster de la columna de la izquierda

Labels: , ,