Wednesday, June 1, 2011

Indie Brazil 2011: Riscado (Craft)

En el mundo laboral artístico o creativo, no hay muchas reglas establecidas y sindicatos que te defiendan. Eso queda plasmado con singular sutiliza en la ópera prima de Gustavo Pizzi, Riscado (Craft, Brasil 2010) que inaugura hoy el Tercer Festival de Cine Brasileño de Hollywood y que también hará lo propio en Premiere Brazil en MoMA. El matrimonio en la vida real, Pizzi y la actriz Karine Teles, escribieron el guión basados quizás en la experiencia de ella, quien personifica de manera brillante a Bianca, una actriz soltera que está al borde de obtener tal vez su última oportunidad para demostrar su capacidad artística.

Ese trayecto emocional se mezcla con un collage de imágenes, géneros y formatos de cámara, que funciona en la pantalla. Así vemos a Bianca personificar a Marilyn Monroe, Carmen Miranda y Betty Boop en fiestas de cumpleaños, repartiendo propaganda o simplemente cantando en las afueras de un salón de belleza. La actriz, mantiene su cordura; es paciente y reconoce sus inseguridades. Para ella, el que le pregunten si es prostituta, que está gorda o que no puede pagar la renta, es parte de la profesión. ¿Qué tanto podrá aguantar?

De repente, parece que la suerte ha tocado su puerta. Bianca recibe la oportunidad que estaba esperando: un papel importante en una coproducción entre Brasil y Francia. Desde el comienzo, la actriz se involucra en el proceso del guión, sin que realmente se le cuestione. Parte de su historia, sus diálogos y su persona, se incorporan a las ideas del director. ¿Cómo se puede objetar ese movimiento, sabiendo que ésta puede ser el empuje que su carrera necesita? [¿Cuántos no hemos pasado por lo mismo, solo por el crédito o el pago?] Bianca no es inocente y a lo largo de la cinta, nunca juega a la víctima. Ella sabe que así es el juego, una humillación más, una menos: todo por amor al arte. Las escenas finales son devastadoras, su reacción quizás sea innecesaria, ¿pero cómo mantener la frente en alto? 

Pizzi brinda una ópera prima redonda, con un gran estilo visual que denota originalidad y conecta con la historia de manera precisa. Teles ofrece una actuación digna y honesta, que esperamos no sea la última vez. Falta mucho por ver en cuanto a cine brasileño aquí en Estados Unidos, pero Riscado ofrece confianza y es un significativo aporte al cine independiente latinoamericano.

Labels: , ,